A 40 años del Viernes Negro en Venezuela

A 40 años del “Viernes Negro” de 1983, acá mis breves reflexiones:

Hoy hace 40 años fue el #ViernesNegro, la primera gran devaluación de la moneda nacional en #Venezuela. Como los efectos son archiconocidos (desde entonces nadie ahorra en bolívares y desapareció el crédito a largos plazos) te explico las causas y por qué aún persisten.

Las causas fueron muchas, como los enormes planes y desórdenes fiscales de la época bajo la trágica #SiembraPetrolera; pero la causa original y fundamental, que aún hoy persiste intacta, la explicaré abajo.

La causa fundamental aún persistente se originó 9 años antes del #ViernesNegro, específicamente en junio de 1974, año en que se cierran dos décadas y media durante las cuales Venezuela tuvo en todos y cada uno de esos años la menor tasa de inflación de todo el planeta.

El hecho fue que en junio de 1974 Carlos Andrés Pérez (CAP-I) establece el salario mínimo, y al fijarlo lo hizo en 450Bs o 104,65$ de la época, equivalentes a 635,05$ de hoy, o aproximadamente 2,5X el salario medio de 1973; y he aquí el problema: infló el salario medio.

Maximiza tus ventas y post-venta

Regístrate ⬇️ para reunión exploratoria sin compromiso para estudiar un funnel o embudo de mercadeo y ventas para tu negocio.

Te contactaré por email y WhatsApp y te atenderé inicialmente sin compromiso.

Al fijar en 1974 el salario mínimo en 2,5X el promedio de 1973, incrementó el salario a un ritmo muy superior al de la productividad (producto medio por ocupado), por lo que el tipo de cambio real se sobrevaluó y el déficit real de producto por ocupado debió importarse.

La consecuente inflación de salarios y precios internos, con un tipo de cambio fijo (sostenido no por la productividad sino por la renta petrolera y el endeudamiento de la Venezuela saudita) condujo con el paso de los años (9 años en específico) a la gran devaluación.

¿Hemos aprendido algo desde entonces? No, lamentablemente. Los profesionales siguen en un juego suma 0, peleando por su pedazo de la torta petrolera, exigiendo conjunto a muchos de mis colegas economistas aumentos de salarios superiores a los de la productividad.

A 40 años del efecto o #ViernesNegro y casi 50 de su causa original (la institucionalización no tanto del salario mínimo sino de sus aumentos a un ritmo superior al de la productividad en línea con la renta petrolera y el endeudamiento en divisas) seguimos sin entender.

Hasta no acabar con la práctica de aumentos de salarios (en moneda) a un ritmo superior al de la productividad (disposición real de bienes y servicios por ocupado o por persona), seguirá la inflación y la devaluación.










Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *