La FED anunciará la recisión para 2023 para estabilizar el núcleo de la inflación

La Reserva Federal de los EE.UU. (FED, por sus siglas en inglés) anunciará la recesión para 2023 para estabilizar el nucleo inflacionario.

La inflación es un fenómeno complejo, que algunos suelen reducirlo a un fenómeno eminentemente monetario (o de exceso de demanda o gasto); otros a uno eminentemente real (o de costos e inelasticides de oferta); otros a una combinación de ambas cosas; y, finalmente, el resto entre los que, podríamos decir, me encuentro yo, a un fenómeno no solamente de origen real y monetario sino también psicológico; es decir, para mí las expectativas son definitivamente determinantes, bien sean autogestionadas como en las economías de bajos niveles de institucionalidad y altos niveles de discrecionalidad, o gestionadas por autoridades creíbles como en las economías de altos niveles de institucionalidad, confianza y presencia de reglas de juego claras, incluidas las de política económica.

Pero todos recurrimos a alguna reducción o simplificación, como haré acá en este post por simplicidad de la explicación.

En este mismo orden de ideas, la inflación actual en los EE.UU. podríamos simplificarla (como quien divide un pan para comérselo por partes) a dos componentes: el componente de los commodites o de aceleración/desaceleración (como cuando se pisa o no el acelerador de un automóvil) y el componente de persistencia o de aumentos de salario superiores a los de la productividad (como cuando se pisan o no, ya no el acelerador sino los frenos).

Por ejemplo, las expectativas sobre el curso futuro de los precios de los commodities, que con el inicio de la guerra en Ucrania aumentaron y que últimamente han caído, inicialmente han contribuido a la aceleración inflacionaria, mientras ahora contribuyen a su desaceleración.

¿Qué esperar de ellos? En mi opinión, que mientras continúe la guerra continúen contribuyendo con ruido, a veces a favor de la aceleración de la inflación de costes y precios y a veces a favor de su desaceleración.

Mientras que las expectativas acerca del curso futuro de los aumentos del salario y las remuneraciones, cuandoquiera que excedan las expectativas de incrementos de la productividad o producto medio por ocupado (ventas por ocupado), continuarán explicando la persistencia de la inflación de costes y precios de transables y servicios, pero sobre todo de estos últimos.

Y los aumentos actuales de las remuneraciones de un 6% interanual, al superar el 2% del de la productividad media del trabajo, explican la persistencia de un 4% de inflación de precios, que resulta superior en la práctica únicamente por el efecto de los commodities y los rezagos existentes entre que la inflación de costes a nivel del productor se observa y el momento en que finalmente se pasa a los precios a nivel del consumidor.

Por ello es que creo que la FED concentrará sus esfuerzos en el componente de persistencia o incrementos de salarios superiores a los de la productividad como núcleo o problema fundamental a resolver.

Y de allí que gestionar las expectativas de recesión para 2023 desde el discurso de la FED sirva para forzar la revisión a la baja de los planes de negocios; y, específicamente, la disminución de ventas esperadas, compras a realizar, contrataciones y aumentos de precios finales y salarios como medio para dar al traste con la persistencia de la inflación.

Telegram

¡Únete a mi grupo ya!


En Fundamentos de Finanzas Personales, pero sobre todo en Mercados e instrumentos financieros, discuto sobre estos temas, al igual que sobre cómo conformar portafolios en el contexto arriba descrito.

Descarga ya #gratis mi videos ocultos en Youtube y mis espacios Live en Twitter y otras redes sociales, así como mis webinarios

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *